fbpx

BARF & Remedios Naturales

TU CESTA

Su pedido está vacío

CUENTA

Cuenta
Espera por favor, estamos autorizando ...
Crea una cuenta Regístrarte ahora
×

Suscribite a nuestro blog y recibirás gratis
12 consejos simples para cambiar la salud y bienestar de tu perro y gato.

Buscar publicaciones del blog

¿Se tiran pedos los gatos?

Los gatos se tiran pedos


¡Sí! Los gatos se tiran pedos. Igual que las personas y los perros, los gatos tienen flatulencias. En su caso, suelen ser más silenciosas, pero ¡muchos dueños han sido testigos de gases fuertes y sonoros!

Por suerte, la expulsión de gases intestinales o flatulencias de los gatos suelen pasar más desapercibidas para el olfato humano y, por lo general, no las notamos tanto como las de los perros. Lo que ocurre es que los gatos tiran bombas de olor que apestan toda la habitación, pero son mejores en disimularlo. Además, solemos creer que fue el perro, mientras el gato se ríe disimuladamente porque le echaron la culpa a otro.

Es totalmente normal que los gatos se tiren gases y, aunque lo hagan con mucha menos frecuencia que los perros, es una parte natural de la digestión.

Lo que sí es preocupante es si empezás a notar que tu gato tiene flatulencias olorosas con regularidad, o que tiene más gases de lo normal. Es algo a lo que le tenés que prestar atención apenas ocurra, porque, por lo general, es una señal de una condición de salud subyacente. También tenés que prestarle atención a su excremento, ya que, junto con las flatulencias, es uno de los primeros síntomas visibles de que hay problemas internos. También se puede manifestar con constipación, diarrea o vómitos.

El cuerpo es extremadamente inteligente, y el sistema digestivo es su primer mecanismo de defensa para mantenerse en equilibrio o para el desarrollo de una enfermedad. Un hábito que todos los dueños deberían incorporar es controlar las deposiciones de sus mascotas con regularidad y saber qué es lo normal para ellas. De esta manera, te vas a dar cuenta de inmediato si algo va mal en su salud de acuerdo con la consistencia del excremento. Si notás una o dos deposiciones anormales está bien y puede deberse a algo que comió recientemente, pero, si ves problemas en la consistencia de la caca de tu perro o gato con regularidad o ves que suele tener problemas como constipación, entonces hay que tomárselo en serio. No es algo normal y significa que está pasando algo malo en el sistema digestivo y en su salud general.


Por qué mi gato se tira gases ¿es normal? 

Las 6 causas más comunes de los gases en gatos 

1. Comer algo que no les sienta bien, como la leche o cualquier otro alimento que hayan comido y que al cuerpo le cuesta digerir. Cada gato es diferente, pero, si un gato tiene flatulencias luego de haber comido, por lo general, es un signo de que la última comida o snack que consumieron no les cayó bien. Los alimentos más comunes que suelen provocar gases en los gatos son los productos lácteos, como el queso y la leche, o los productos salados, como el atún, ya que los gatos no pueden digerir la lactosa ni la sal.

2. Comer demasiado rápido. Es un problema muy frecuente en los perros y gatos que comen alimento seco (trocitos). Se lo tragan directamente, sin masticar la comida de manera adecuada y, de esa forma, tragan demasiado aire que se acumula en el sistema digestivo y la única manera de liberarlo es a través de eructos o de flatulencias.

3. Comer algo viejo o en mal estado. Puede ser cualquier cosa, desde una carcasa que encuentran en la calle si el gato sale, hasta alimento balanceado viejo o comida que quedó afuera mucho tiempo y está en mal estado. Cualquier bacteria mala en la comida puede dificultar la digestión de tu gato, y un subproducto de esto son las flatulencias.

4. Comer muchos alimentos altos en fibra o en carbohidratos aumenta los gases en gatos. Este tipo de comidas suele acumular flatulencias cuando se consumen en exceso.

5. Bolas de pelos. Si tu gato está siempre aseándose, es inevitable la ingesta de pelo. Con el tiempo, el pelo comienza a acumularse y es difícil de digerir para el cuerpo. Esta es la razón por la cual muchas veces hay gatos que comen plantas para inducirse el vómito de las bolas de pelo o para estimular su movimiento para poder eliminarlas en el excremento. Es muy interesante que los gatos que tienen una dieta cruda muy rara vez, si es que alguna vez sucede, tienen problemas con las bolas de pelo.

6. Agua insuficiente en la dieta. Físicamente, los gatos no pueden tomar suficiente agua para cubrir sus requerimientos de salud, por lo que necesitan poder obtener cierta cantidad de contenido de agua de la comida para compensar la diferencia. Si tu gato consume una dieta seca, es prácticamente imposible que obtenga suficiente hidratación de ella como para que la comida se mueva por el sistema digestivo. Por lo que todo se va acumulando y, como consecuencia de la digestión lenta, se producen gases.


Flatulencias excesivas y complicaciones de salud en gatos 

Si empezás a notar que tu gato tiene flatulencias, acumulación de aire o gases olorosos, vómitos, constipación o diarrea, etc., entonces la principal causa de esto es una mala digestión. Es algo a lo que hay que prestarle mucha atención y de inmediato, ya que las flatulencias pueden ser el resultado de un problema de salud subyacente.

Lamentablemente, la mayoría de los gatos consumen una dieta muy procesada, altísima en carbohidratos, como el alimento balanceado, y que está en disonancia con la manera en que está diseñado el sistema digestivo.

Los gatos son carnívoros obligatorios, lo que significa que necesitan carne cruda en su dieta para tener una salud adecuada y longevidad. Además, ellos tienen un sistema digestivo muy corto que está hecho para procesar la comida rápidamente, extraer todos los nutrientes puros necesarios de la comida real y luego eliminar cualquier residuo.

Cuando le das comida procesada o cocida a tu gato, se queda en el sistema digestivo durante demasiado tiempo y empieza a fermentar en el interior o el cuerpo la considera como "un invasor", así que libera señales en forma de anticuerpos para empezar a pelear el "área infectada".

El sistema digestivo de una mascota está hecho para que la comida recorra su camino durante aproximadamente 5 horas. El alimento balanceado, por otro lado, puede tardar hasta 15 horas para atravesar el sistema digestivo, por lo tanto, el cuerpo comienza a sufrir. Esto conduce a todo un conjunto de problemas para la salud a largo plazo de los gatos, como la inflamación, problemas con la flora intestinal mala y, por eso, mala digestión, estrés en órganos como el páncreas, los riñones y el hígado.

Las flatulencias excesivas pueden ser un síntoma de lo siguiente:

Una de las primeras cosas que tenés que determinar es si el gas excesivo tiene que ver con la dieta. Prestale atención a lo que come tu gato y a los ingredientes de su comida: ¿es alta en carbohidratos o granos? ¿Hace poco cambiaste la comida que le estabas dando a tu gato? ¿Hace poco le diste leche, lácteos o atún, los alimentos más comunes que producen gases? ¿Está tomando menos agua y tiene síntomas de constipación? ¿O notás que tu gato suele tragarse la comida sin masticar? Si es así, tratá de dividir la comida en porciones más chiquitas y de dársela con más frecuencia a lo largo del día.

Lo ideal es averiguar la causa base y eliminarla para que no empeore. Muchas enfermedades empiezan con una mala digestión, y la mala digestión suele estar relacionada con una mala dieta acumulada durante mucho tiempo.

Si estás cambiando la alimentación de tu mascota por una dieta cruda, tenés que asegurarte de no mezclar el alimento balanceado con ninguna comida cruda o húmeda al mismo tiempo, porque las diferentes comidas se digieren a distintas velocidades, así que puede generar gases.

Si todo sigue igual, buscá consejo veterinario, porque puede haber algunos problemas de salud subyacentes, como parásitos intestinales o inflamación en los órganos que, si no se tratan de inmediato, empiezan a agravarse.

Si podés, tratá de cambiar la dieta de tu gato por una dieta cruda, ya que está realmente alineada con sus necesidades digestivas. Si hay problemas de salud más serios, entonces la alimentación cruda puede ayudar porque es la dieta adecuada para tratar la mayoría de las enfermedades.

También tenés que considerar la incorporación de probióticos en la dieta de tu mascota, ya sea a través de un método natural, como el kéfir y la comida fermentada, o con un suplemento intestinal holístico para mantener el equilibrio, como Happy Panza.

Cambiar la dieta de tu gato va a llevar tiempo porque son muy quisquillosos con los cambios dietarios, pero, para su salud a largo plazo y para tu billetera, definitivamente vale todo el tiempo y la paciencia que requiere. O, al menos, empezá a agregar un poquito de comida cruda todos los días en su dieta, pero siempre sé consciente de qué es lo normal para tu gato con respecto a los gases y las deposiciones, así podés actuar cuando sea necesario si sucede algo fuera de lo común.


AHORA, nos encantaría recibir tus comentarios, por lo que por favor DEJÁ UN COMENTARIO y sentite libre de compartir esto con personas a las que creas que les gustará.
¡¡¡Vida natural, salud natural, mejora natural!!!
¿Por qué los pedos de los perros huelen tan mal?
Hierbas curativas para perros y gatos: una guía pa...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Viernes, 07 Mayo 2021
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://authenticapets.com/

Descargo de responsabilidad: Todo el contenido y los artículos de este sitio web se basan en las opiniones de la gente en Authentica. La información contenida no tiene la intención de reemplazar la de veterinarios calificados ni está destinada como consejo médico. Compartimos el conocimiento y la información, pero de ninguna manera debe esto remplazar la búsqueda del consejo de un médico o veterinario profesional apropiado. Los alentamos a realizar sus propias investigaciones y tomar sus propias decisiones sobre la salud de su mascota junto con su veterinario. Ni nosotros ni terceros ofrecemos ninguna garantía en cuanto a la exactitud de la información. Usted reconoce que tal información y materiales pueden contener imprecisiones o errores. El uso de cualquier información o material de este sitio web es totalmente bajo su propio riesgo, por lo cual no seremos responsables. Será su propia responsabilidad asegurarse de que cualquier producto, servicio o información disponible a través de este sitio web cumpla con los requisitos específicos y los de su mascota. Si usted se da cuenta de cualquier material en el sitio web que cree que infringe los derechos de autor de usted o de cualquier otra persona, por favor informe esto por correo electrónico info@authenticapets.com para que podamos rectificar inmediatamente el problema.

.

Recibe actualizaciones del blog.  
Recibirás consejos útiles para la salud de tu mascota.

0
Compartidas

¿Te gusta? ¡Síganos!

No te arrepentirás...

0
Compartidas